Enfermedad de Horton y el oxígeno: Ataques de dolor de cabeza en racimo muy grave pueden ser aliviados por la aplicación de (una gran cantidad de) oxígeno. Pacientes con cefalea en racimo reciben un cilindro con un regulador de alto flujo y una máscara. Tanques de oxígeno líquido y sus mochilas (LOX) y concentradores generalmente tienen un flujo demasiado bajo para los pacientes con cefalea en racimo, aunque hoy en día, algunos equipos de oxígeno líquido tienen una mayor producción y para ello se puede utilizar también.