Dispositivo a demanda: Dispositivos de suministro de oxígeno a demanda ofrecen una pequeña cantidad de oxígeno, por lo general cuando se empieza a respirar por la nariz. El dispositivo está conectado a la fuente de oxígeno por la cánula nasal. El dispositivo detecta el inicio de la inhalación (a través de la cánula nasal) e inmediatamente da un pulso corto de oxígeno.