Cilindros (de aluminio) de oxígeno: En Europa la mayoría de los cilindros de oxígeno todavía se hacen de acero y son por lo tanto muy pesada en comparación a los cilindros de aluminio utilizadas en países como los EE.UU. Cilindros de aluminio son más ligeras y por lo tanto más fácil de usar. Se pueden llevar en bolsas especialmente diseñados en contraste con los de acero que tienen que ser transportados en (no muy común) carritos. Los cilindros vienen en varios tamaños y también las conexiones para los reguladores pueden variar según el país. En Europa, la conexión es EU tread y en EE.UU. es un Pin index.