Transporte de oxígeno: Transporte privado de oxígeno es generalmente restringido y en algunos países incluso prohibido. Como cilindros y cilindros de oxigeno líquido pueden ser un peligro potencial en, por ejemplo, un accidente de coche se debe evitar el transporte de este tipo de equipos en los vehículos particulares.