Oxígeno suplementario: El oxígeno es una necesidad humana básica. El aire que respiramos contiene aproximadamente 21% de oxígeno. Para la mayoría de las personas con pulmones sanos, esto es suficiente, pero para algunas personas con ciertas condiciones de salud requieren cantidades adicionales para mantener la función normal del cuerpo.