Viviendo con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) no significa que tenga que dejar de vivir su vida. Estar en el régimen de medicación y el tratamiento correcto de oxígeno es crucial, pero hay algunos consejos sobre cambios en el estilo de vida que le pueden ayudar a controlar la enfermedad. Dejar de fumar El tabaquismo es la principal causa de la bronquitis crónica y el enfisema. En conjunto, estas enfermedades comprenden la EPOC. Si aún no ha dejado de fumar, es muy importante tomar medidas para dejar de fumar. Hable con su médico acerca de estrategias para dejar de fumar.

Si abstinencia de la nicotina es una preocupación, el médico puede prescribir la terapia de reemplazo de nicotina para ayudar a dejar de depender lentamente. Los productos incluyen chicles, inhaladores y parches. Las personas con EPOC deben evitar inhalar todos los irritantes, tales como la contaminación del aire, el polvo o el humo de las chimeneas de leña.

Defenderse contra las infecciones Las personas con EPOC están en riesgo de infecciones respiratorias, que pueden desencadenar ataques de asma. Las infecciones que afectan las vías respiratorias a menudo se pueden evitar con una buena higiene de lavarse las manos. Los virus del resfriado, por ejemplo, con frecuencia se transmiten a través del tacto. Agua corriente y simplemente jabón hacen un buen trabajo de eliminación de gérmenes potencialmente infecciosos. También puede ser útil evitar el contacto con personas que muestran síntomas de resfriado o gripe.

Centrarse en una buena nutrición Comer bien es una forma importante de mantener su cuerpo y su sistema inmune fuerte. Puede ser útil comer comidas más pequeñas, más a menudo. Trate de comer una dieta rica en frutas, verduras, pescado, nueces, aceite de oliva y cereales integrales. Reduzca el consumo de carnes rojas, azúcar y alimentos procesados. Siguiendo este patrón dietético se ha demostrado para ayudar a reducir la inflamación crónica, mientras que el suministro abundante fibra, antioxidantes y otros nutrientes para ayudar a mantenerse sano. El médico también puede recomendar suplementos nutricionales para asegurarse de que está obteniendo los nutrientes esenciales que necesita.

Tienden a sus necesidades emocionales Las personas que viven con enfermedades incapacitantes como la EPOC en ocasiones sucumben a la ansiedad, el estrés o la depresión. Asegúrese de discutir cualquier problema emocional con su médico, ya que pueden ser capaces de prescribir medicamentos para ayudarle a hacer frente o también recomendar otros enfoques para ayudarle a hacer frente. Esto podría incluir la meditación, técnicas de respiración especiales, o unirse a un grupo de apoyo. Sé abierto con amigos y familiares acerca de su estado de ánimo y sus preocupaciones y deje que le ayuden en cualquier forma que puedan.

Mantenerse activo y en buen estado físico La investigación muestra que el entrenamiento físico puede mejorar la tolerancia al ejercicio y mejorar la calidad de vida de las personas con EPOC leve a moderada. También puede ayudar a proporcionar alivio de la disnea y mejorar su bienestar mental. Pidiendo dispositivos portátiles de oxígeno de su proveedor puede ayudarle a ser más móvil y tener oxígeno con usted mientras hace ejercicio o realiza actividades más intensas.

Referencias: http://www.healthline.com

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

Acepto