Máscara de reanimación: Se usa con un flujo de 6 -15 LPM, concentración de oxígeno 35 a 55 por ciento, las víctimas con dificultad para respirar. El caudal recomendado cuando se utiliza una máscara de reanimación es de 6 a 15 LPM.